3 maneras de probar si tu emprendimiento web tiene futuro

3 maneras de probar si tu emprendimiento web tiene futuro

Hay personas que, al conocer el gran potencial de Internet, quieren aprovecharlo para convertir sus ideas en realidad. En el mundo del emprendimiento online, mucha gente ha tenido éxito, mientras que otros no tanto. ¿Por qué? Emprender a través de Internet no garantiza resultados positivos, estos dependerán de las estrategias que se empleen, entre muchos otros aspectos a los que hay que prestar atención.

Si cuentas con una conexión a Internet en casa y todavía no estás monetizándola de ninguna manera, estás perdiendo el tiempo. Es un hecho que, en Internet, cualquier persona puede encontrar formas de ganar dinero. Por ello, si hasta ahora no lo has hecho o ni siquiera te lo has planteado, puedes empezar echándole un vistazo estas formas de ganar dinero por Internet. 

Por otro lado, si no quieres ganar dinero por Internet trabajando para otra persona o plataforma y prefieres empezar tu propio negocio, también hay muchas maneras de hacerlo. 

El problema de emprender en Internet es que existe la creencia de que, al ser un negocio digital, el riesgo es prácticamente inexistente. Esto no es cierto, ya que para emprender por Internet también se requiere una idea sólida, un plan de negocios, una disposición inquebrantable así como inversión de recursos, entre otras cosas. 

1. Cómo emprender en Internet con seguridad

Invertir en la web tiene grandes ventajas, pero también conlleva sus riesgos, lo cual es algo que no puede ser ignorado. 

Por ejemplo, si tu idea es emprender creando tu propia tienda online, la recomendación es que antes de invertir todos tus recursos en el proyecto, puedas prepararte muy bien, asesorándote con expertos y haciendo estudios de mercado.

2. Haz estudios de mercado para probar tu idea

Una de las maneras en que puedes hacer un estudio de mercado para conocer la intención de compra de las personas, así como el recibimiento que podría tener tu producto y/o servicio, es empezar con la venta a través de canales menos formales para, si la idea va bien, pasar a crear tu propia tienda online. 

Al usar estos canales puedes tener una idea más certera de la intención de compra, de los productos y/o servicios con mayor demanda, la opinión de las personas acerca de la calidad los precios y mucho más. Hay varias maneras de hacerlo, entre ellas podemos nombrar las siguientes:

⇢ Vende por el Marketplace de Facebook

Esta es una de las opciones que Facebook ofrece a sus usuarios y que, además, más de 400 millones ya usan. Se trata de una especie de mercado digital donde puedes adquirir u ofrecer productos nuevos o usados, así como diferentes tipos de servicios (digitales o presenciales).

Las ventajas de esto es que no necesitas pagar ninguna comisión y Facebook ofrece un montón de características extremadamente útiles tanto para aquellos que desean vender, como para los que buscan comprar. Además, funciona geográficamente, lo que significa que las ofertas están filtradas por cercanía. Lo mejor es que no necesitas invertir nada así que el riesgo es prácticamente inexistente.

También es importante tomar en cuenta que las publicaciones que haces en esta plataforma tienen ciertos días de vigencia, lo que significa que cuando se venzan esos días, debes renovarla. Todo esto sin costo.

En Facebook puedes publicar los productos y/o servicios que deseas comercializar como si se tratara de un anuncio clasificado (que en realidad lo es, pero no en papel, sino en digital), pero no se puede realizar la transacción por completo (con pagos y demás). Esa parte puedes acordarla a través de mensajes privados con las personas interesadas, así como los envíos.

⇢ Comercializa tu producto en marketplaces ya establecidos (Mercado Libre, Olx, Ebay, entre otros)

Otra manera en la que puedes estudiar si el producto que ofreces es lo suficientemente atractivo como para calar en el mercado, es incluirlo en estas plataformas de compra-venta que tanto éxito tienen en la actualidad.

En estos sitios webs puedes publicar tus artículos de manea gratuita o pagando una comisión que te aportará mayor visibilidad entre los buscadores de la plataforma. Sin embargo, como la idea de esto es medir la intención de compra y la respuesta de los consumidores ante el producto, no es necesario que inviertas demasiado dinero.

Si la respuesta es positiva y la demanda resulta ser alta, es momento de pensar en llevar tu emprendimiento al siguiente nivel y crear tu propia tienda online original, con toda la responsabilidad que eso conlleva.

⇢ Crea una tienda con un perfil de Instagram Empresarial

Instagram es una excelente opción si ofreces productos vistosos que fotografían bien, ya que es una red social visual por excelencia. Muchas personas han apostado por comenzar sus emprendimientos en esta plataforma con buenos resultados. Es una forma ideal de probar suerte y, si todo va bien, lanzarte con tu propia tienda online.

En la actualidad existen muchas tiendas en Instagram y tú también podrías crear la tuya sin demasiada dificultad, solo requieres de buenas fotografías (con la nitidez, iluminación y composición adecuadas). Para conseguir aumentar la visibilidad de tu cuenta y atraer clientes potenciales, puedes seguir estas recomendaciones para ganar seguidores.

Con una cuenta empresarial, usando las opciones básicas de Instagram, puedes empezar a comercializar eficazmente tus productos. Con respecto a la realización de la transacción compra-venta, es necesario que establezcas algunas políticas de pago y envíos. Por ejemplo, haz un pequeño documento donde menciones:

⇢ Los bancos con los que trabajas y sus respectivos números de cuenta.
⇢ Deja claro si los gastos de envío correrán por tu cuenta (o a partir de qué cantidad corres con los gastos de envío) o el cliente deberá asumirlos.
⇢ Los días de la semana que realizas envíos y qué compañía utilizas
⇢ Las condiciones de las entregas personales (horario, locación, etc.)
⇢ Las garantías, políticas de cambios y/o devoluciones, entre otros.

Lo importante es que ya puedas tener toda esta área organizada para que apenas un cliente muestre interés en realizar una compra puedas darle toda la información que este requiere para realizar la transacción.

Este documento también hará que los clientes te perciban como un vendedor organizado, responsable y con políticas bien definidas que son vitales para que la relación comercial pueda darse fluidamente.

Al abrir tu propia tienda en Instagram puedes hacerte una idea del mercado digital de tu producto o servicio. Si bien no es tan formal como un sitio web, sí puedes obtener ganancias a la vez que analizas si vale la pena llevar tu negocio digital a una plataforma con mayores posibilidades de expansión, como un e-commerce.

En caso de que hayas realizado una o varias de estas pruebas y la demanda hacia tu producto y/o servicio no haya sido la esperada, no quiere decir que tu emprendimiento web  vaya a fracasar, pero sí es un indicador de que debemos corregir ciertos aspectos.

En caso de que estés teniendo una gran demanda utilizando estas plataformas y te estés preguntando si es necesario iniciar un emprendimiento online formal, la respuesta es que no es obligatorio, pero definitivamente el tener tu propio e-commerce tiene un potencial mucho mayor de éxito que cuando te quedas solo con las maneras informales.

3. Conclusión

En conclusión, estas 3 maneras pueden ser muy eficaces para comercializar, pero si tu deseo es explotar al máximo todo el potencial que Internet tiene para ti, entonces un emprendimiento web -con todo lo que esto implica- será la manera correcta de hacerlo. Tarde o temprano, cuando la demanda de tu producto y/o servicio siga creciendo, crear tu propio e-commerce será el paso obligatorio que deberás dar.

Por ello, antes de que las circunstancias te orillen a hacerlo, es preferible que ese sea tu enfoque desde el principio, cuidando de dar los pasos adeacudos en los momentos acertados

Este post ha sido una colaboración de…

Soy Andrés Gananci (editor en Gananci.com), un emprendedor y aventurero apasionado de la vida. Fundé mi primer negocio online con tan sólo 17 años. 12 años después, sigo viajando por el mundo mientras trabajo desde casa.

Quizás también te pueda interesar...

Leave a Comment